Residuo como factor del Cambio Climático

En esta nueva era de tecnología infinita, descubrimientos asombrosos y comodidades ilimitadas, seguimos sin saber qué hacer con los residuos que genera esta supuestamente llamada  “sociedad avanzada”. Desde mi punto de vista una sociedad avanzada, es aquella que obtuviese lo necesario para vivir, (entendiéndose como necesario lo que se ha vuelto casi imprescindible con los años), sin hacer daño al medio ambiente o dañosmínimos en porcentajes que pudieran ser subsanados en su mayor parte posible.

Para conseguir este objetivo debemos realizar aquello que denominamos tratamientos de residuos, pero ¿a qué denominamos residuo?; según la real academia de la lengua tiene varias acepciones de  las que escojo dos, un residuo es: “aquello que resulta de la descomposición o destrucción de algo” o “material que queda como inservible después de haber realizado un trabajo u operación”.

Desde mi punto de vista el residuo es aquel material que contamina y que puede ser reducido, reutilizado o reciclado( la regla de las tres Erres), es decir no tiene porque ser algo inservible. Por ello como apuntaba antes existe el Tratamiento de residuos, que empieza desde la separación de basuras en casa y su posterior reciclado, y terminando con el tratamiento de residuos peligrosos.

Es decir el residuo se trata según su conveniencia, su principal estrategia es reducir los residuos  consiguiendo el máximo de los beneficios prácticos de productos y generar la mínima cantidad en residuos, recientemente se ha incorporado una nueva “R”: Replanteamiento que quiere decir que el sistema puede tener defectos, y que para la gestión de residuos se necesitaría un nuevo punto de vista, siendo alguna de estas contributivas es decir que de esos residuos se saquen también beneficios se reduzca y sin limitar la producción que se esté realizando, esto implica un gran esfuerzo sobre todo en los peligrosos, llegando a modificar la producción y el cambio de su tecnología, entrada de materia prima y la formulación del producto.

El hecho de que no se contamine el medio la mayoría de las veces podría solventarse con la reducción desde el origen.

Pirámide sobre los términos de la teoría de las 3 Erres

Pirámide sobre los términos de la teoría de las 3 Erres

A parte de esto tambien  individualmente cada uno tiene la obligación moral de que una simple lata vaya al contenedor de envases, porque así no nos podremos librar de otro gran problema que son los vertederos, y su erróneo tratamiento. Al igual que debe existir una moral colectiva en las empresas para el tratamiento de sus residuos, pero he aquí otro gran problema, si le es rentable o no, para ello deben cambiar progresivamente de empresa tradicional a empresa ecológica.Como por ejemplo el modelo de actuación aprobado por la Unión Europea en el  C.E.R (Catálogo Europeo de Residuos) para las empresas es el siguiente:

El productor de ese residuo es el encargado de clasificarlo y codificarlo para su posterior tratamiento.
El productor de ese residuo es el encargado de clasificarlo y codificarlo para su posterior tratamiento.

También existen leyes para regular muchos de estos problemas, las hay a nivel autonómico, nacional, de la U.E. e internacionales, además de tratados tan conocidos como el de Kioto, pero he aquí otro gran escollo, porque existen los llamados vacios legales, o que los tratados son inútiles sin no se unen los mayores emisores de residuos.

Desde el enfoque de la economía ecológica la idea de que el bienestar económico implica el malestar ecológico se toma aún más clara y evidente, parece que queda mucho camino en la tarea de unir estos dos ámbitos de racionalidades tan aparentemente contradictorios. Pero esta labor no sólo concierne a los economistas sino que ha de exigirse desde todos los ámbitos de la vida social. Porque frente a lo que se quiere hacer ver, los mercados no existen de manera natural ni actúan de manera invisible, sino que son organizados y construidos tanto social como políticamente.

Se entiende ética ecológica como una ética global que contempla al ser humano como parte del medio ambiente. Debe diferenciarse de la ética ambientalista, la cual se constituye en una ética para tratar el medio ambiente, usándolo, recuperándolo o rehabilitándolo.

“La ética ecológica es una ética ‘del’ medio ambiente y no ‘para gestionar’ el medio ambiente; concibe al ser humano integrado en un medio global que comparte con otras especies y otros elementos ecosistémicos; es una ética sabiamente antropocéntrica que considera los intereses comunes a los humanos y no humanos como sus ‘intereses supremos’; entiende al hombre como administrador y usufructuario del medio y no como su dueño; mira a la oikía, a la casa planetaria; parte de la solidaridad como virtud y valor supremo; es uno de los servomecanismos sociales que deben ponerse en marcha para asegurar la supervivencia biológica y cultural de la humanidad y, con ella la del resto de las especies que nos acompañan y de los ecosistemas mismos que son soporte y garantía de la vida. Ante el agotamiento del medio físico, la desigualdad intraplanetaria y la disminución de los niveles de solidaridad, la ética ecológica se hace necesaria” (Sosa, 1999).

Es decir la ética ecológica es una parte de la filosofía que se encarga de que moralmente hagamos lo más beneficioso para el medioambiente y para nosotros es decir llegar a un punto medio, ya que lo que hagamos de forma positiva por nuestro medioambiente, también será favorable pare el ser humano.

Y de todo esto que conclusiones extraemos que además de tener sistemas todavía erróneos, como los vertederos y la emisión no controlada de biogás; la legislación que es bastante básica en cuanto a soluciones, sanciones y demás, estamos poco concienciados en general, porque somos muchos que para empezar no separamos la basura, muchas veces porque no tenemos los contenedores al alcance de la mano, tampoco usamos el transporte público para reducir las emisiones de Co2.

Que  debemos exigir a nuestros representantes políticos que sean más duros en cuanto a leyes se refiere, que innoven en planes de gestión de residuos, que se planteen formas de que al producir algo se genere la mínima cantidad de residuos, mas infraestructuras para q el ciudadano recicle más. Que subvencionen para crear viviendas bioclimáticas, es decir hacer un esfuerzo en general la sociedad para que realmente haya un desarrollo sostenible viable y una ética ecológica mas reforzada.

Para concluir, decir que una  opción es que desde la enseñanza se instruyera a los niños en la conservación y respeto al medioambiente, porque esos conceptos quedaran de por vida en la mente de esos futuros empresarios, trabajadores, etc.

Anuncios
Etiquetado , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: